martes, 10 de febrero de 2009

Sobre el Acuerdo Ministerial que reglamenta la tenencia de Perros.



Respecto del Acuerdo ministerial relativo a la reglamentación de la tenencia de perros, considero necesario señalar lo siguiente:

1.- Resultaba necesario establecer una ley, un reglamento, o una normativa que protegiera a los animales en general, y estableciese responsabilidades para quienes asumieran la tenencia de cualquier animal doméstico.

2.- Muchas de las disposiciones son ciertamente aceptables y otras tolerables, pero algunas ciertamente, crearán muchísimos problemas serios contra los animales y más específicamente los perros.

3.- Se nota claramente la influencia de los veterinarios en el contenido y redacción del reglamento. Pero no de aquellos veterinarios, pequeño número por cierto, que entienden y valoran el concepto de la vida y respeto de los animales; sino de esos mercaderes titulados a los que únicamente les importa el dinero. Por ejemplo:
a.- Se dice que los animales deberán tener un chip de identificación, lo cual implica necesariamente una intervención quirúrgica y un costo económico, realizada natural y exclusivamente por un veterinario. Aquello significará un ingreso garantizado para el veterinario.
b.- Se menciona como medida para reducir el número de ejemplares, la opción del sacrificio; realizada exclusivamente por un veterinario, lo que nuevamente significa un ingreso para tal profesional.

4.- Art. 3 inc. J : “cuidar que los perros, no causen molestias a los vecinos de la zona donde habitan, debido a ruidos ……….”
Me pregunto: ¿es natural o no que los perros ladren? Considerando la existencia de gente plagada de complejos, seguramente las denuncias por los ladrinos, “ruidos”, emitidos por los perros no se harán esperar.

5.- El reglamento habla de prohibiciones, pero no de castigos contra quienes maltraten a los animales, salvo la requisición, que en si, no es una sanción contra el infractor.

6.- Las entidades encargadas de realizar el control animal, son las mismas que en el pasado, eliminaban indolente e infamemente a los perros a través de alternativas ruines y crueles.

7.- La burocracia corrupta de los municipios será, entre otros organismos estales, la encargada de decidir el futuro de a los animales recuperados, capturados o abandonados. Sacrificio o vida. Existen una serie de requisitos para la práctica de la “eutanasia”, pero estamos hablando de la burocracia pública; esa realidad garantiza que lo escrito en el papel no necesariamente se cumplirá.

8.- Se incluye el collar de ahogo, como una alternativa válida para controlar o dominar al animal. El propio nombre descalifica esa herramienta : Ahogo.

9.- Considerando la corrupción que predomina en las comisarías, la contingencia de que un animal sea injustamente requisado es una posible futura realidad. Es decir, si una amargado denuncia que el perro del vecino, no le deja dormir debido a sus ladridos, “ruidos”, tranquilamente el comedido del comisario puede llevarse el perro.

10.- Se sataniza a determinadas razas de perros que han sido víctimas de la maldad humana. Es decir a las victimas se las castiga, cuando lo lógico sería sancionar severamente a quienes por omisión o conscientemente, no asumieron la responsabilidad de cuidar y proteger a sus animales. Hoy son los pitbull y rothweiller, mañana, quién sabe. No sería de sorprenderse que alguna vieja santurrona se sienta insegura, si ve por ahí un chihuahua o un doberman pincher.

11.- El proceso de culturización y sensibilización de la sociedad debió ser paulatino. ¿Dónde están los albegues para recibir a los animales abandonados? ¿Dónde están los recursos para enfrentar los costos del mantenimiento de los animales? ¿Quién garantizará y vigilará que los animales no sean objeto de violencia e indolencia de parte de la burocracia pública?

12.- Las nuevas normas significan costos para los propietarios, muchos de los cuales, dada la indolencia con que tratan a sus animales, no estarán dispuestos a asumir tales. Algunos quizá, para evitarse “el problema” simplemente los echen a la calle, lo que incrementará el problema de los animales en la vía pública.

13.- Nada se dice del maltrato que reciben los animales en el proceso de entrenamiento, sumisión y domesticación, en donde practicamente se les convierte en payasos o juguetes.

14.- De ponerse en práctica el actual reglamento, luego de los 180 días de plazo, un gran porcentaje de animales deberá ser automáticamente incautado. Pero, sería físicamente imposible cumplir con las exigencias de cuidado y protección digna, que menciona el mismo reglamento. Esto solamente demuestra la torpeza, irresponsabilidad y falta de criterio de quienes participaron en la redacción del presente mamotreto. El reglamento es perfectible dirán, los muy patriotas, para justificar sus “omisiones y consideraciones ignaras”.

15 .- Es lamentable que fundaciones que se auto proclaman defensoras de los derechos de los animales, y que promocionan el referido reglamento como si fuera la solución a todos los males, no hayan considerado los anteriores factores que ciertamente crearán nuevos problemas a los ya existentes, en contra de los animales.

Estas algunas de las perlas que a vuelo de águila, visualicé respecto del famoso reglamento expedido por la chinita, la burocracia, los veterinarios y un grupo de supuestos defensores de los animales.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola he revisado tu blog y estoy muy de acuerdo con tú análisis y aprovecho la oportunidad para invitarte a participar de la gran marcha por la defensa de los Pitbull, Rottweiler y sus mestizos este lunes 2 de marzo desde las 8:30 en el Parque del Arbolito, nuestro objetivo es llegar hasta Carondelet y pedirle al Presidente que revea este acuerdo ministerial inconsulto, excluyente y discriminativo.
Si quieres más información visita www.fiapbtecuador.ning.com y recuerda que si nos unimos nadie podrá derrotarnos, y no por nosotros sino por aquellos que serían capaces de dar su propia vida por nosotros…LOS PERROS

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo Saulo y quisiera hacer dos aportes:
1. la castración o esterilización es una medida que erradicará del territorio a las dos razas, por lo tanto, estaremos atentando contra la naturaleza.
Si alguien tuviera la decencia de investigar, sabría que la castración en animales jóvenes puede producir en las hembras dominantes (alfa o líderes) una conducta hiper agresiva; es decir EL REMEDIO ES PEOR QUE EL MAL QUE BUSCAN TERMINAR, además de que puede provocar serios daños al animal.
2. Se fomenta un gran negocio entre las fundaciones y corporaciones que intervienen en el acuerdo (ilegal) para su beneficio: ¿quien va a hacer la tarea de rescate, de hogar temporal, de registro de los canes, esterilización y eutanasia de los mismos?
Aunque tu lo mencionaste (los veterinarios), también está PAE y AERCAN.
Yo creo que las fundaciones se le metieron al Gobierno de la Revolución ciudadana y nadie se dio cuenta.

Saulo Ariel dijo...

Saludos:

Antes que nada permítanme felicitarles por su compromiso honesto con la protección de los animales.
Mi solidaridad con las personas que aman a los perros y muy especialmente con la causa de quienes defienden a aquellas razas que han sido injustamente satanizadas.
Para redactar el reglamento se preguntó a los mercachifles de la veterinaria, pero para nada a los propietarios que tratan con respeto, cuidado y cariño a sus animales.
Tantas personas que han convertido la defensa de la naturaleza y la protección de los animales en la razón principal de su vida, y sin embargo, a éstas, ni siquiera se les consultó.
La prioridad del reglamento debió ser, siempre, el respeto a la vida de los animales, su cuidado y protección.
Hace unos días escribí a PAE, mencionándoles mis objeciones. La respuesta que obtuve confirmó mis reservas. Simplemmente me dijeron que mis dudas no tenían sentido, que aceptará sus imposiciones o que por último no me metiera en asuntos que ellos conocían al detalle. Adicionalemente en un acto de cinismo, me decían que esperaban mis sugerencias para mejorar el reglamento. ¡Sugerencias cuando el reglamento ya estaba expedido!
Concuerdo contigo, amigo Anónimo, resulta muy sospechosa la defensa que estas seudo fundaciones, hacen del reglamento, insisto, creado por veterinarios y el Ministerio de la Chinita.
Ejemplos de fundaciones que disque defienden causas justas, pero en realidad andan detrás del vil metal abundan. No sería de sorprenderse que este sea el caso de las fundaciones mencionadas.Los indicios apuntan a eso.
El ejercicio de nuestras facultades como ciudadanos y el derecho irrenunciable de cuidar la naturaleza es la opción válida y razonable.
Por lo mismo permítanme nuevamente extender mis respetos y empatía: por aquellos magníficos animales, a las personas que los defienden activa y generosamente, así como, por su justa causa.

Integra dijo...

Saulo Ariel,
estoy totalmente deacuerdo contigo y con los comentarios de la persona anónima, estoy segura de que si nos unimos, al menos algo podremos lograr, es injusto que personas ignorantes y que sólo buscan el beneficio propio, hablando económicamente, es lo peor que alguien puede hacer en la vida, irse en contra de la misma naturaleza, de los animales que solamente viven para defendernos a pesar de todo lo que hagamos, creo que iré a la marcha y haré todo lo que está a mi alcance para defender a los que no tienen voz..
espero logremos algo ya que este evidente abuso de autoridad y total ignorancia es una evidencia más de que el gobierno es corrupto y que siempre el poder tiene la desfachatez de atacar al pobre, al indefenso y de acaparar más de lo que ya tiene injustamente..

Saulo Ariel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Saulo Ariel dijo...

Sintonizamos el mismo canal Integra.
Nada bueno podemos esperar de aquella gente indolente que solamente está interesa en engordar a costa del Estado.
Por lo mismo, en nuestras manos está defender nuestros derechos y ejercer nuestra facultad irrenunciable de proteger a la naturaleza y a aquellos seres que se encuentran indefensos en este mundo orate.