domingo, 24 de mayo de 2009

¿Cuál es el nombre?........¡cuál es el nombre de la canción!

video



Cuando eres niño, principalmente, y luego adolescente, tienes concepciones y percepciones muy pintorescas e ingenuas respecto de las diferentes manifestaciones humanas que se desarrollan en este mundo.
Por ejemplo, cuando tenía cinco o seis años, estoy hablando del segundo lustro de los años 70, tenía la cándida idea de que la lucha libre profesional era 100% verídica. Para esas épocas llegaba a la televisión ecuatoriana desde la Argentina el programa de los famosos "Titanes del Ring". Todavía hoy recuerdo a algunos luchadores de aquella época dorada de la lucha libre gaucha, así: el gordo Martín Karadagian, la Momia y Yolanka.
Bueno, pasó el tiempo y atrás quedaron las luchas casi “fratricidas” de los voluminosos titanes de carne, hueso y mucha grasa. Creo que fue después del mundial de futbol del 86 en México, donde por cierto, Maradona fue un Fórmula Uno en medio de modelos económicos y alguno que otro Porsche y Ferrari que en vano intentaron competir con ese entonces, Genio del Fútbol; pero en fin, como decía, fue en aquellos tiempos, que apareció en la televisión del Ecuador el espectáculo de la WWF, World Wrestlsing Federation.
Si bien en aquella época, tenía perfectamente claro que los enfrentamientos eran parte de un guión previamente establecido, la parafernalia y ambiente que adornaban todo el espectáculo eran ciertamente cautivantes para un muchacho en plena adolescencia. Algo que me impresionaba mucho, más que las luchas mismas, que generalmente eran bastante aburridas, eran las impresionantes entradas de los luchadores más queridos y admirados. Abrupta y soberbiamente se dirigían hacia el cuadrilátero, escoltados de manera portentosa por los estridentes acordes de lo que venía a constituirse en una especie de canto de guerra de aquel “gladiador”.
Muy especialmente recuerdo la entrada estrepitosa de Hulk Hogan con su “Real American”, mientras la gente lo vitoreaba hasta casi la histeria. Aunque Ricky “the dragon” Steamboat, que había elegido la canción Sirius de Alan Parsons Proyect, no se quedaba atrás.
Sin embargo, en la medida en que vas creciendo vas abstrayendo lo interesante de lo repetitivo y aburrido. Finalmente la afición por las luchas quedó atrás así como la mayoría de las conductas irreflexivas e irreverentes tan propias de la adolescencia; no así el gusto por la buena música.
Pero, una pequeña espina quedó clavada en mi agenda mental de frustraciones como consecuencia de mi encuentro con la lucha de la WWF. Se trataba de Wrestlmania. Todos deben saber lo que es Wrestlmania, en principio fue un evento creado para explotar la imagen de Hulk Hogan; pero, debido al gran éxito que significó, el acontecimiento terminó por constituirse en un espectáculo anual en el cual lo mejor de los actores luchadores de aquella empresa de entretenimiento se enfrentaban entre ellos, de acuerdo con una serie de planes, venganzas, insidias, ambiciones y traiciones previamente establecidas. Así, en Wrestlmania I, el famoso Mr. T y Hogan luego de muchas “afrentas y cobardes agresiones” terminaron encontrándose con los luchadores “malos”, Pipper y Orndorff. Una lucha que no pude ver en aquel entonces.
Pues bien, hace unos meses mientras miraba la televisión, de repente apareció el Equipo A, ya saben a quien me refiero, John “Hannibal” Smith, “el loco” Murdock, Tempelton Peck y por último el mismísimo Mario Baracuss. Hacía tiempos que no los veía. A principios de los ochenta eran sintonía total. Así como en los comics de improviso se prendió el foquito. Me acordé primero de un capítulo en el que Mr. T actuaba junto a Hulk Hogan. Casi enseguida aquella pequeña espinita empezó a punzar ligeramente. Más que nada por cumplir aquel deseo de la adolescencia me dirigí a la computadora, ingresé a Youtube y comencé a buscar aquella lucha de antaño.
No fue difícil y enseguida deje correr el video. Como es lógico no me impresionó como probablemente si lo habría hecho en el pasado, pero la satisfacción de cumplir conmigo fue bastante reconfortante. A punto estaba de salir de aquella página cuando en uno de los íconos impresos en la pantalla, aparecía un luchador famoso que se llamaba The Sheik, junto a su imagen, un sucinto título decía más o menos: Tribute legends wrestlsing. Por esas cosas de la vida que no se atina a comprender, decidí revisar sobre que se trataba.
Una serie de luchadores, retirados la mayoría de ellos, pasaban en secuencia, unos más populares y exitosos que otros; todos, ante mi mirada casi indiferente, y eso porque, ni bien había comenzado el video, mi atención se había puesto en la canción que acompañaba al desfile de ex luchadores profesionales. Una y otra vez repetí el video solamente para deleitarme con aquella canción que hasta entonces había sido desconocida para mí.
De repente se manifestó la incertidumbre, ¿cómo se llamaba la canción? y ¿cuál la banda? Busqué y busqué en los comentarios pero nada se hablaba al respecto. Entonces decidí escribir a la persona que había subido el video para inquirirle acerca de aquellos datos. Luego de hacerlo, bajé el archivo con la tranquilidad de que al margen de cualquier respuesta siempre contaría con aquella opción. Al día siguiente noté que la persona había respondido a mis indagaciones desgraciadamente haciéndose la “gringa”, recurriendo al tal copyright y no sé qué más excusas.
Debo confesarlo, el motivo del post es precisamente denunciar al mundo mi necesidad de conocer el nombre de la canción; ¿cuál es su nombre?, su nombre, ¿quién la canta, cuál el grupo musical de cuyas herramientas emana aquella melodía?
Estimado lector ayúdeme a conocer los orígenes humanos de aquellos sonidos. No permita que Saulo termine con la misma frustración de Adso de Melk, aquel pobre monje que luego de alcanzar la gloria de los placeres ofrecidos por la exuberancia amorosa de una diosa humana, terminó sus días angustiado ante la terrible realidad de jamás conocer el nombre de aquella armonía de belleza, su nombre, ¿cuál fue su nombre?, ¿cuál fue el nombre? Cuál fue el nombre de la rosa.


Pdata: El video completo lo pueden encontrar en la siguiente dirección:
http://www.youtube.com/watch?v=RtUYWernipA&feature=fvsr


4 comentarios:

emiliano dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Reguena la canción, pero como se llama no se me vienen nadac a la cabezota. Para musica de entrada de luchadores la del undertakerrrrrr

nelsonesteban76 dijo...

Que más Saulo,

Es chevere tu canción, tiene una mezcla de Jazz, Progresivo al puro estilo New Age que la hace extraordinaria.
Aún no la ubico, pero espero darte la sorpresa.

Sobre las luchas, nada más entretenido cuando uno era muchacho, hoy preferiría deleitarme nuevamente con las ocurrencias de las chicas de Glow, como Tina Ferrari, Ashley o la Española Roja, consíguete esas fotos, ja ja ja.

Saludos Saulo.

Saulo Ariel dijo...

Saludos emiliano.
Esperemos que por ahí tengamos suerte y alguien finalmente nos revele el nombre de la incógnita melodía.

Saulo Ariel dijo...

Steve:

Ah colega, en realidad no es mi canción, si lo fuera no estaría en este "predicamento".
Bienvenida la sorpresa, buen cofrade.
No recuerdo las musas guerreras a las que te refieres, pero, en vista de lo difícil que resultará hallarlas, no queda más que contentarse con las imágenes de alguna "magazine playbloy".
Como siempre un gusto contar con tus participaciones.