miércoles, 27 de mayo de 2009

Los padrinos e hijastros de la cochina y falaz "Prensa".



Acabo de leer en la página web de un diario nacional las declaraciones de Rafael Correa, en las que menciona la necesidad de crear una Instancia de Control suramericana que proteja a los gobiernos dictatoriales y socialistas de las desinformaciones y tergiversaciones de la Prensa incondicional a los intereses de sus “enemigos” de la oposición politiquera.

Pero, el Tirano como es ya costumbre en él, se olvida, a propósito, que los mismos defectos, vicios y malas costumbres imputables a la prensa corrupta conservadora o como suele decir él, “pelucona”; son perfectamente visibles en los medios de comunicación controlados actualmente por su gobierno, por el gobierno de los chauvinistas y patiños correanos.

GamaTv, Tc, El Telégrafo, son medios cuyas informaciones noticiosas y opiniones editoriales están dirigidas a manipular a la comunidad y a presentar los sucesos, siempre en términos que beneficien y favorezcan los intereses del “rafita” Correa y sus viles aliados de la partidocracia socialista y seudo comunista.

Ciertamente, los principales diarios nacionales y canales de televisión, son verdaderos negocios familiares. Corporaciones privadas, usadas por los accionistas de éstas, para apuntalar y promover sus intereses políticos, económicos y sociales. Pero, Correa, que cada rato nos parlotea sus supuestas diferencias con los comunes politiqueros tradicionales, enfrenta las degeneraciones del periodismo y la prensa corrupta, recurriendo a las mismas estratagemas corrompidas de aquellos a los que dice combatir. Alcahuetes, de sus respectivos amos; deambulan mojigatamente falseando, y distorsionando la realidad; viles gacetilleros, llenan de basura tramposa las espacios de opinión e información; plagan de noticias tendenciosas dirigidas a desinformar o informar maliciosamente; saturan de mentiras a medias y verdaderas parciales; todas ésas, bellaquerías perfectamente observables en la cochina y falaz prensa “correísta y anticorreísta”.

Pero, para nada, y me refiero a las hordas “correístas y anticorreistas”, les molesta que la ciudadanía sea simplemente ignorada o maltratada por las alternativas corruptas de información, participación y comunicación social. Por ejemplo, hace unas semanas escribí algunos comentarios en la página web de un diario de Quito, a título de la supuesta moderación, los comentarios, tardaban, en la mayoría de los casos horas y horas en publicarse. Así un comentario enviado a las ocho de la mañana, bien podía ser publicado después de dos horas o después de cinco o siete.

Cuando reclamé por el ningún respeto y eficiencia que los encargados de esa sección tenían para quienes perdíamos el tiempo en aquella opción, recibí una contestación de uno de lo principales de aquel medio, en la que, en términos generales me culpaba de la incompetencia de sus empleados. Y es que ciertos empresarios del periodismo, se creen los dueños de la verdad; más bien debería decir, se consideran a sí mismos infalibles, aunque las pruebas y evidencias demuestren lo contrario.

Es triste ver como, gane quien gane este combate de pérfidas arpías y sátiros enfermizos, bolcheviques o chapetones, al final, el triunfo seguirá siendo para una de las facciones mafiosas que predominan en el País. Los ciudadanos no tenemos un medio público libre de los malos influjos de la sucia partidocracia curuchupa o socialista. Si queremos dirigirnos a la opinión pública nacional debemos pedir permiso a los tiranos, gamonales y banqueros dueños de los medios de comunicación, o a sus principales testaferros es decir, a los: Jorge Ortiz, Andrés Carrión, Paco Velasco y Carlos Vera, aunque este último momentáneamente se quedó sin padrino que acolite sus verborreas insidiosas y monopólicas.

Lo que plantea Correa al pretender instaurar su Institución suramericana “mordaza pro socialismo del siglo XXI”, es simplemente copiar lo que los dueños de la prensa “derechista”, han venido haciendo desde hace mucho tiempo atrás; acaparar y controlar los medios de comunicación, para a través de ese monopolio adueñarse de la opinión pública. Es decir, todo se reduce a una lucha entre mafias por apoderarse del monopolio de los medios de comunicación y del control de la opinión pública.

La partidocracia del socialismo del siglo XXI, se parece cada vez más a la partidocracia curuchupa y conservadora, de hecho son prácticamente iguales, salvo por algunas ligeras variaciones, más bien folklóricas. Podrán diferenciarse en sus tradiciones fiesteras, en las percepciones despectivas que tengan para con la masa social a la que explotan cada vez que pueden; tibias diferencias. Pero, son notoriamente iguales en el fondo, en el carácter, en las intenciones, en sus cochinos intereses, en el deseo de implantar una dictadura en la que ellos sean los que gobiernen, independientemente que se llame dictadura comunista, socialista, capitalista o mercantilista.
Para aquello es fundamental el control de los medios de comunicación. La consecución de aquella trama maquiavélica, y me refiero al domino de la sociedad, exige que la opinión pública sea encarnada en la forma del discurso del disque todopoderoso caudillo “empresario” o en la perorata incuestionable del amado y temido líder revolucionario.

Como en los demás temas vinculados con el quehacer político, económico y social, la discusión acerca de la prensa y su papel en la sociedad, ha terminado cayendo en las pútridas aguas del riachuelo cloacal, en donde los testaferros del conservadurismo, neo y tradicional, pelean, con los criadillos del socialismo del siglo XXI. El enfrentamiento como es lógico, termina convirtiéndose en una competencia de quien tienen el rabo de paja más largo y visible. En ese escenario “El Pueblo” ingenuo (nótese que no lo califico de chusma estúpida aunque bien merecido se lo tendría), en lugar de exigir verdadera Libertad de Expresión y medios de comunicación libres de injerencias económicas bastardas o de influencias inmorales y prejuicios sociales manipuladores; asiste boquiabierto, ora apoyando a su Emperador Bokassa, ora defendiendo a los tradicionales gacetilleros de sueldos ampulosos. Mientras tanto el verdadero Periodismo, aquel que es inherente con la Verdad, la Justicia y la Objetividad, simplemente continúa siendo una Utopía.



11 comentarios:

Arnoldo dijo...

Saulo la prensa privada es la unica que se esta oponiendo a Correa. Pueden tener defetos pero si no fera por ellos no conoceríamos nada de los negociados de Correa.

nelsonesteban76 dijo...

Amigo Saulo,

Voy a empezar desde el final, todo lo ideal en este medio siempre será una utopía, un gobierno honesto, justo y honrado, una prensa objetiva, libre e independiente, espacios de opinión abiertos a todos los criterios, etc., siempre serán una utopía.

Quiero topar un tema que evidencia la tara y mediocridad de la prensa hueca que tenemos actualmente y no solo en Ecuador sino a nivel mundial, y este es el de la Gripe A y el virus H1N1.
Para comenzar les tomó más de un mes (aunque no en su totalidad) el quitarse de la cabeza el término “porcino”, ya que la gripe no es porcina, es una mutación de porcina, aviar y humana, además no es Gripe H1N1, ese es el nombre del virus, pero para los genios escritores de las noticias que otros huevones leen, al parecer es tan abstracto que hasta ahora no lo terminan de entender.
Por otro lado, se ha alarmado a la población sobre la peligrosidad de la Gripe A, pero nadie ha enfatizado el hecho de que no es tan peligrosa como la pintan, de hecho el índice de mortalidad se ubica entre el 0.5% y el 0.8%, bastante inferior al índice de mortalidad de la neumonía provocada por la gripe normal o por el temido Helicobacter Pylori, entonces cual es la intención de alarmar tanto?, rating?
Y por último, esto solo virtud de la prensa anticorrea, el fallido, mediocre, corrupto, mentiroso, irresponsable y estúpido intento de resarcimiento de la estúpida pelucona que no supo respetar el trato de encerrar a su hijo para que no haga el favor de expandir el virus entre los niños de Guayaquil, por cierto, casi todos los casos de Gripe A en Guayaquil son por contagios relacionados a los contactos que tuvo el niño. Se dio un espacio preferencial en los noticieros para que la irresponsable y su mediocre y corrupto por excelencia abogado, despotricaran amenazando con juicios a todo el mundo por la discriminación de la que eran objeto por los ciudadanos preocupados, y que esperaban los resultados del CDC de Atlanta para demandar al Estado, cuando llegaron los resultados…… qué papelón, qué ridículo de los pillos y de sus mediocres y exagerados voceros, pero alguien dijo algo???
No quiero sonar como Abogado del Diablo, pero si la prensa “opositora”, lo pongo entre comillas porque la oposición es necesaria en un escenario político, pero esta porquería está a años luz de ser eso, infla sus noticieros de especulaciones y mentiras contra el gobierno; equiparando esa corrupción y poder que da un micrófono, el gobierno está en todo su derecho de jugar en el mismo juego sucio.
Mientras Amigo Saulo, debemos conformarnos con saber que todos los ideales con los que empecé este comentario, seguirán siendo utopías.

Saludos Amigo Saulo.

Saulo Ariel dijo...

Arnoldo. El problema radica en que el escenario de opinión y discusión en términos generales, ha sido acaparado por los medios de comunicación públicos y privados, incondicionales a Correa y por los medios privados, “defectuosos” que desarrollan un tipo de periodismo parcializado acorde con los intereses de los dueños de dichos medios.
Ellos, la partidocracia socialista y conservadora, se han adueñado maliciosamente de los diferentes canales de comunicación social. Siempre ha habido ese enfrentamiento, lo que sucede es que hoy se ha vuelto más notoria la pugna, debido al enorme poder y a las arremetidas oportunistas del Emperador Bokassa.
Ahora bien agradecer a los gacetilleros y a sus patrones por manipular la opinión pública a su favor, contando exclusivamente lo que les convienen a ellos y encubriendo los que no, me parece un error craso.

Saulo Ariel dijo...

Saludos Nelson.
Creo que coincidimos plenamente en cuanto a la manera irresponsable, torpe, incompetente y en ocasiones hasta inmoral, en que la mayoría de la prensa ecuatoriana realiza su trabajo. Es de lo peor por ejemplo mirar a un tipo descalificado, vulgar, chillón e insufrible como Bernardo Abad, dándonos lecciones de su moral atrofiada a quienes por desgracia nos topamos inocentemente con aquel esperpento. Estoy completamente seguro que en Quito abundarán locutores que harían un excelente trabajo ocupando el lugar de aquel escandaloso y grosero bufón; pero, a los dueños de aquel canal, las babosadas de aquel badulaque les tiene sin cuidado, a lo mejor las festejan, considerando que los gamonales tienen un sentido del humor incestuoso.
Pero, Nelson, no estamos de acuerdo en cuanto a que el buen periodismo o la buena prensa, sean en si mismos una quimera. Yo creo que hay periodistas honrados, valientes y objetivos, pocos pero los hay, y aquí quiero enfatizar que me refiero a los que realizan periodismo de campo; no a los badulaques de grandes honorarios que se sientan cómodamente en el plató y diariamente nos aburren con su monserga ampulosa, como por ejemplo aquel pinche pitufo del “lindo canal” que a cada momento se jacta de como el “mudo” Correa lo critica todos los fines de semana.
Decir que el periodismo honesto es un ideal, sería un volátil boomerang que terminaría extendiéndose a las demás profesiones. El hecho de que haya médicos codiciosos que solamente piensen en enriquecerse a costa de los desafortunados enfermos que cayeron en sus viles garras, no significa que no haya por ahí algún Doctor que cobrando sus justos honorarios piense primordialmente en el bienestar de sus pacientes.
Quiero ser optimista, quiero creer que si hay alguno que otro periodista, insisto de campo, que realiza su trabajo éticamente.
Nos vemos.

Arnoldo dijo...

Espero que el señor NELSON no me insulte por decirle esto pero a que juega cuando critica a los enemigos de Correa pero dice que Coprrea tiene derecho de hjugar el mism o juego sucio. Si esta hablando que ambos bandos juegan sucio por que asume de abogado de dialblo del Correa y por que no hace lo mismo con los otros. DEspues se enoja cunado le dicen correista.

Anónimo dijo...

¡¡¡¡ESE MILICO GAVILANES DE CANAL UNO ME TIENE PODRIDO QUE MONO MAS HIJUPUCTA QUE ALGUIEN PARE TANTA MIERDA!!!!

nelsonesteban76 dijo...

Amigo Saulo,

Lamentablemente no puedo calificar como prensa libre, independiente, objetiva, etc., solamente por hacer un buen trabajo de cobertura tal como mencionas hablando de los reporteros externos, es decir no las rameritas o gigolos que vemos sentados "leyendo" las noticias.
Absolutamente todos los comentarios, editoriales e incluso gestos que realizan los periodistas vienen en un libreto, es decir Abad, Ortiz, la gritona Bayona, el parco pero galancito Ordoñez y demás mediocres leen lo que el editor escribe para agradar a su obeso amo, de igual, pero no en tan despreciable forma lo hacen en Uno y en Ecuavisa, tal vez sea rescatable algo de RTS ya que sus dueños, por el momento, no están alineados con ningún sector o no les conviene, de Gama y TC ni hablar, entonces no comparto tu criterio benévolo, peor aun cuando a una tropa de noveles tartamudos les ponen a lanzar indirectas en contra o favor del gobierno como es el caso de Teleamazonas o TC respectivamente.

Saludos Amigo Saulo, buen fin de semana......

Saulo Ariel dijo...

Nelson.
Ciertamente la generalidadad de la prensa ecuatoriana vale popo de cabra; de ahí que comparta contigo las opiniones y calificativos que tienes para tanto locutorcillo arribista y avezado periodiscucho. Pero por regla siempre existe una muy honorable excepción; a esa boya salvavidas es que me aferro cuando señalo que existe o debe existir un pequeño grupo, muy pequeño grupo de periodistas honestos.

Juan Montalvo dijo...

El problema, insisto, está en pedir "objetividad" o "imparcialidad" en el periodismo. Eso si que es una utopía. lo mencioné con motivo de la salida de Vera de Ecuavisa: el periodismo debe ser "independiente", "veraz" (dentro de lo posible, porque la verdad absoluta es un concepto, aunque parezca una incongruencia, muy relativo), nada de eso implica ser "objetivo" o "imparcial". Yo valoro mucho más una prensa comprometida pero independiente antes que una informadora pero servil a sus amos (públicos o privados).

Saulo Ariel dijo...

Ciertamente es un tema muy polémico este de la imparcialidad, veracidad independencia y objetividad de la prensa.
Si los consideramos valores absolutos, es obvio que son simplemente impracticables, salvo entre dioses y seguramente hasta ellos terminarán cuestionando sus respetivas percepciones.
Pero, aquí viene lo interesante, que tu puedes ser objetivo e mparcial, aunque tu percepción sea relativa, siempre cuando estés siendo honesto.
Pero que honestidad puede haber, cuando por ejemplo, hoy en la tarde la periodista de Teleamazonas enviada a El Salvador a cubrir la posesión del nuevo presidente, se refiere a la senadora o congresista colombiana Piedad Córdova, como Canciller de las Farc.
Que independencia puede haber en Teleamazonas si está claro por ejemplo que si Jorge Ortiz, por ahí sufre un lapsus y empieza a hacer periodismo ético, seguramente lo despiden.
Juan, el problema desgraciadamente es más profundo de lo que parece, tiene que ver con la condición humana. Los mismos vicios de la prensa ecuatoriana los hay en EE.UU., Rusia, España, Sri Lanka, Springfield del Oeste, etc.
A propósito de Springfield, hay un episodio de Los Simpson, en el que el sr. Burns adquiere todos los medios, frente a eso Lisa opta por una salida muy práctica, empieza a editar su propio periódico.
Juan, quizá deberiamos seguir el ejemplo de la pequeña gritona,pero honesta saxofonista.
Tal vez ya lo hicimos, el momento que despreciamos y rechazamos a los mojigatos y miserables ofrecimientos de aquellos medios de comunicación corruptos y "elitistas" que nos presentaban sus destartalados, aburridos y censuradores foros; cuando incursionamos en la web a través del ejercicio de la libertad de expresión en nuestros respectivos blogs.

Juan Montalvo dijo...

"Tal vez ya lo hicimos, el momento que despreciamos y rechazamos a los mojigatos y miserables ofrecimientos de aquellos medios de comunicación corruptos y "elitistas" que nos presentaban sus destartalados, aburridos y censuradores foros; cuando incursionamos en la web a través del ejercicio de la libertad de expresión en nuestros respectivos blogs."no puedo negar que esa fue una de las motivaciones que me impulsaron a incursionar al mundo blogger.