viernes, 15 de enero de 2010

Atropellamiento a la Justicia.

Creo que los seres humanos jamás debemos perder la capacidad de indignarnos frente a actos a toda vista injustos y brutales. Jamás deberíamos permanecer indolentes frente a cobardes actos de violencia que en complicidad con un sistema estatal plagado de corrupción pretenden imponer la ley del brutalidad y la sinrazón castigando y satanizando a las víctimas de la estúpida, cruel y cobarde violencia, al tiempo que descaradamente ofrecen impunidad a los victimarios simplemente porque son los dueños o los hijos de ese sistema perverso.

Ayer, en horas de la mañana en una avenida de Quito un vehículo perteneciente a un convoy de aquellos que atufadamente suelen cruzar las calles de las ciudades transportando a la gente “importante” del sistema, atropelló a una joven de 26 años de edad, matándola de contado. Uno de los vehículos, el que golpeó a la joven, de acuerdo a versiones de testigos, estaba siendo conducido por la esposa del Fiscal General de la Nación Washington Pesántez, aquel personaje que solía decir que no tiene tiempo para investigar casos de robos de celulares, aquel que suele acompañar al presidente Correa en alguno que otro viaje al exterior. Mientras que, el otro vehículo, le pertenecía a su escolta de seguridad, la que supuestamente por ley, le corresponde a la familia del Fiscal. Ojalá los ciudadanos comunes y corrientes, aquellos que con sus impuestos pagan los sueldos de los fiscales, incluido el de Pesántez, tuvieran también carro del Estado a la puerta y escolta personal. Pero las cosas no son así.

De acuerdo con testigos del hecho, el vehículo que atropelló a la joven de nacionalidad colombiana, había estado circulando a gran velocidad y en una zona exclusiva del trolebús. En tales circunstancias, los testigos señalan que una vez producido el accidente, la conductora, esposa del Fiscal General, habría salido de su vehículo y procedido a cambiar lugares con su escolta. Hay testigos de aquello.

Debería decir que, la posterior movilización policial dirigida a proteger en los “derechos” de la esposa de Pesantez, fue increíble, por lo alevosa y escandalosa, pero la verdad es que, cada vez que los dueños de este sistema asqueroso y ruin, cometen algún delito o crimen, las fuerzas del Estado, inmediatamente acuden en su defensa para proteger su integridad y “derechos”. No, no es increíble, ni tampoco novedad.


Pero, si es indignante conocer que la esposa de Pesántez haya recuperado la libertad, apenas unas horas después de cometido el crimen; porque hay algo que ciertamente no pueden encubrir; no pueden encubrir el atropellamiento, no pueden encubrir el crimen, por más que infamemente digan que la joven atropellada cruzaba la vía del trole conversando por teléfono.


Igualmente indignante es conocer que la Fiscalía, los fiscales, los subordinados de Pesántez, ignorando las declaraciones públicas de testigos que señalaban a la esposa de Pesántez como la conductora responsable de la muerte de la joven, se atrevan a decir con absoluta ligereza y sin mediar investigación seria, que la esposa del Fiscal General de la Nación no iba conduciendo el vehículo. Seguramente para los fiscales, las palabras de la esposa de Pesántez, valen más que las declaraciones de los testigos y pesan más que la verdad misma. Como que se conforma la figura de prevaricato a pesar de que los abogaditos estos, no son jueces, pero, si emitieron un juicio sospechosamente anticipado e imprudente, y hasta malintencionado, por la injusticia que conlleva contra la víctima.

Me pregunto, que dirá el señor Pedro Restrepo, aquel padre que sufrió en carne propia las infamias de un Estado terrorista, cuando le fueron arrebatados sus hijos por el terrorismo de Estado; cuál será su reacción ahora que forma parte de la Comisión Correana de la seudoverdad, ante este nuevo acto de violencia y encubrimiento en contra de una colombiana inocente. El tiempo lo dirá.

Esto está mal, muy mal, este sistema corrupto está cada vez más cínico, más putrefacto y agresivo. El sistema Judicial y la Fiscalía dan asco, por la calaña inmoral de sus integrantes. En esos ambientes oscuros, siniestros, delincuenciales, La Verdad y La Justicia, sencillamente no existen. En esos tugurios nauseabundos, lugares donde confluyen los apetitos más sórdidos, más denigrantes de la raza humana, las víctimas terminan siendo castigadas, perseguidas o satanizadas; mientras que los verdaderos criminales son protegidos y “reivindicados”. La sentencia inmoral de un juez abyecto le devuelve la “honra” a tanto canalla y miserable que tiene la infausta suerte de contar con padrinos poderoso y peligrosos.


Esto es definitivamente una mierda. Vivimos en un País donde la vida de las personas prácticamente vale poco o nada. Vivimos en un País donde no se respeta nada. Un lugar en donde los patriotas y los dueños del sistema se mueven dentro de la máxima mercantil: “todo se compra y todo se vende”. Un lugar donde cierta gente está dispuesta a arriesgar su inmundo pellejo a favor de acciones perversas, inmorales, ruines; hasta el punto de atribuirse el delito o crimen de otro miserable; pero cuando el teléfono llama al verdadero heroísmo nadie se atreve a contestar, salvo algún idealista incauto o un inocente hombre honesto. ¡Qué cosas no! Dónde estarán esos beatos malditos que se etiquetan de humanistas y que suelen llenarse el hocico criticando a los “pesimistas” y "aguafiestas". Talvez no pueden decir nada porque tienen el hocico lleno de tanto tragar, gracias a este sistema de mierda.

Esposa de Fiscal General Washington Pesántez acusada de atropellar y matar a una joven mujer, recupera libertad a las pocas horas.

video

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay varios testigos que afirman que fue la esposa de Pesantez quien conducía el vehículo, sus declaraciones están grabadas y las hemos escuchado, no hay vueltas que darle la verdad sea dicha esa señora por la razón que fuere le arranco la vida a la joven Colombiana.

El Pesantez con esa manera peculiar, nauseabunda diría yo, de hablar, ha salido a pedir un minuto de silencio, APLAUSOS!, ha manifestado que es una lástima que el policía “que manejaba” esté detenido, no nos engañemos, si dejaron libre a Carrión, estos infelices pueden hacer lo que les dé la gana y al policía seguramente le han ofrecido el oro y el moro para que se preste para el juego y ya se las apañarán para que salga libre cuando el asunto deje de ser noticia.

Esto nos prueba hasta la saciedad la clase de BASURA que hoy por hoy nos gobierna, sus aduladores ya andan diciendo en la red que “un accidente lo tiene cualquiera”, “que la prensa está desinformando nuevamente” y seguirán preocupados de que la CIA les quiere matar al “hombre” de su revolución, pero todo eso era previsible, todo excepto que se haga justicia de verdad, porque esa sería la excepción a la regla en el proceder de este gobierno corrupto, eso simple y llanamente no va a pasar, no se hará justicia, el Sábado la casta podrida de Aduladores y su Alfa Dog festejarán el habernos dominado a su voluntad y conveniencia y la adquisición de su nuevo poderío económico (léase ROBO).

Por mucho menos que esto, otros infames fueron sacados a patadas de la Presidencia, pero este Sátrapa ha cautivado a cuanto incauto ha podido y todos seguiremos viendo impávidos como destrozan el país y se ríen en nuestras narices, les hemos entregado el país en bandeja de plata, sigan no mas; cuando eso le sucede a un pueblo, todo lo demás no importa: El destino ya está escrito, nos lo hemos ganado, a relajarse y disfrutar, triste pero cierto.

Saludos

F.R.

Abner dijo...

Los delincuentes protegidos por los politicos la policia los fiscales y los jueces y nosotros que nos cargue el Diablo.

Kierde que las cosas han cambiado Kierde que el País ya es de todos.

Nosotros los que les meantenemos a estos hijueputas deberiamos dejar pagar los impuestos hasta que el Estado nos garantice que los servicios publicos van a servirnos de algo.

Hermann dijo...

No se sorprendan que comiencen a amenazar a los testigos.

Tambien pienso que esto lo van a encubrir. Son juez y parte.

Que triste ver como el Ecuador se cae a pedazos victima de la corrupcion.

Juan Montalvo dijo...

Sinceramente, a mí me resulta muy extraño pensar que fuera ella la que manejaba el auto. Normalmente, cualquier persona a la que se le asigna una escolta, por protocolo de seguridad, no maneja el vehículo porque no suele estar entrenada para reaccionar adecuadamente en caso de asalto o atentado. Ahora bien, ¿Por qué estos señores circulaban por el carril del trole a la velocidad que les daba la gana? es otra pregunta distinta. EL llevar escolta no te da ningún derecho a irrespetar las normas de tránsito a las que todos nos sometemos más o menos voluntariamente. Sin embargo, los distintos funcionarios, peor los que llevan escolta, se consideran fuera de estas pamplinas como el respeto a la legislación y la igualdad ante la ley. El tema es que hay una vida que jamás podrá devolverse y se ha visto truncada por la irresponsabilidad de alguien que se tomó unas atribuciones que no tenía ni merecía. Ojala sirva para que se debata de una vez el verdadero sentido del “servicio público” que parece ser el vicio de abusar en público hasta ahora.

Anónimo dijo...

En este caso no queda más remedio que remitirse a la pruebas, el momento del accidente, en caliente, se realizaron entrevistas a testigos que afirman haber visto a la esposa del fiscal en el asiento del volante.

Por otro lado, ya una vez más frio el asunto y obviamente con todas las presiones que implica el declarar en contra de uno de los palos duros de la revolución ciudadana las cosas van a cambiar de color, sin embargo en el parte policial existen un par de detalles que por lógica dan mucho que pensar a quien quiera hacer una investigación seria.

La primera y esto ni siquiera hay que pensarlo, es la de un ciudadano que dice haber visto sentada en el asiento del conductor a la mencionada ciudadana.

Las otras dos, no sé si por alteración de lo que escribió el policía o si por que al momento de declarar así lo dijeron los testigos, dice que la dama salió de la parte de adelante del carro.

Y otra más, el policía que hace el parte, afirma que la gente, el populacho como dicen en el parte, quería atacar a la dama en cuestión, cuando junto a ella estaba el policía (los dos sentados en el auto); La pregunta aquí es porque una turba quiere atacar a una persona específicamente a ella si era el policía quien estaba manejando??? La respuesta cae por su propio peso.

En lo personal, no me queda duda de que los testigos dicen la verdad, no hay razón para que varias personas mientan y coincidan en la versión.

Este caso se suma a los ya varios de corrupción de este gobierno, porque habría de sorprendernos?

F.R.

Professor Hoax dijo...

Los testigos coinciden en que una mujer estaba al volante del auto y que luego del atropellamiento se pasó al otro que lo escoltaba.

Pienso en quien causó el accidente, spongo que será duro llevar sobre sí el haber matado un ser humano, pero como siempre, como siempre, en este país todo se encubre, se arregla (de una manera u otra), se presiona.

Lo que sí debemos tomar en cuenta es los argumentos falaces con los cuales los defensores del correísmo intentan minimizar lo que pasó. Debemos considerar que el vehículo, sin placas a pesar de no ser nuevo, circulaba a alta velocidad por una vía "exclusiva" en la cual, con pocas excepciones que no incluyen a la esposa del Fiscal General, no se puede circular. Lo que argumentan los defensores de este gobierno de ratas es que "la mujer estaba hablando por celular". Acaso no sabe el fiscal, creo que es abogado, ¿que los peatones tienen preferencia sobre los automotores?.

Pero no, esto no va a cambiar, aquí se protege al poderoso, sea por su dinero, su posición social, sus influencias, el poder que detenta o el rango del uniforme. Cuantos de estos casos se han dado siempre en el pais, por miles. Este, a pesar de la pérdida de la vida de una madre de familia, es solo una gota más en el océano de la impunidad. Solo fíjense en la reacción de la policía, mas de 100 policías para proteger a esa mujer, cuando asaltan, matan, extorsionan a cientos de ecuatorianos diariamente, a lo cual el Fiscal responde que no hay tanto policía para investigar los robos de celulares.

Supongo que esa altanería se le ha pegado de su amo, al que obsecuentemente acompaña a los viajes al exterior, al que obedece en lo mas mínimo, inclinando su cerviz para lamer la mano que lo alimenta.

Anónimo dijo...

Observen en el video al comedido del Fiscal de Pichincha ayudandole a salir de la carcel a la mujer del Pesántez y luego escoltandole hasta el carro en el que despues ambos se FUGAN !!!!!

Pero si fuera un pobre aunque sea inocente orita estuviera metido en la carcel.

Saulo Ariel dijo...

La actitud de la prensa que se jacta de ser libre e independiente, en este caso, ha sido poco menos que vergonzosa.
Poco o nada dicen. Hace un rato en Ecuavisa la cheerleader Stefanni Espín, luego de entrevistar al abogado defensor dijo que "todos estamos expuestos a accidentes de este tipo". Es decir que, todas las personas conducen como dementes, invaden zonas prohibidas, se pasan semáforos, invaden pasos cebra y en general violentan las normas de tránsito porque saben que pertenecen al grupo de las ratas doradas de la sociedad. ¡Que cosas no!
Cómo reaccionarían estos individuos que generalizan y pretenden encubrir la irresponsabilidad criminal, si la víctima fuera pariente o amigo, suyos. Serían tan comprensivos,o exiguirían sanción para la gente cuya irresponsabilidad generó un accidente fatal.
Esta prensa es una mierda, pero, ciertamente, es proporcional a la mayoría de ese segmento de sociedad tonta, indolente y alcahueta.
De la suciedad de prensa correana no me sorprende, tiene que defender a las ratas aliadas del "mudo" Correa; pero y la prensa "libre, e independiente"; más parecería que le temen al pedante Pesántez; más parecería que temen las reacciones de la jorga de fiscales corruptos.
Es increíble que frente a nosotros, los ecuatorianos, los inmorales de los fiscales y los jueces en contubernio con la elementos represivos del sistema, nos impongan su "verdad" de los hechos; de nada sirven los testimonios de los testigos; la posibilidad de una investigación imparcial está descartada pues los "señores" fiscales, serviles a Pesántez ya dedidieron que la esposa de aquel abogadillo canalla y alcahuete de Correa, es inocente; aunque decenas de testigos digan lo contrario. ¡Que tal ! Mientas tanto los politicastros de ambas veredas , ¡bien gracias!

Saulo Ariel dijo...

A propósito del "pobrecito" que se autoimputa ser el responsable del atropellamiento. Supongamos que la farsa es cierta, supongamos que efectivamente era él y no la esposa del longo Pesántez; ¿pobrecito? el irresponsable que cegó una vida por conducir como bruto.
Pero, supongamos que las decenas de testigos que miraron horrorizados el accidente dicen la verdad. Desde cuando "pobrecito", el miserable cómplice que se presta para encubrir el delito de la verdadera culpable.
Ya no hay palabras para expresar tanta injusticia tanta malévola estupidez. Parece ser que que "la justicia ya es de todos", emulando al cuento mentiroso de que "la patria ya es de todos".

nelsonesteban76 dijo...

Estimado Amigo Saulo,

Un gusto pasearme por tu cueva, siempre tan entretenida con un sinnúmero de post tan bien elaborados y estructurados.

Coincido con Juan en la duda que si era o no la esposa de Pesamtes quien conducía el auto, estos "nuevos ricos", estos "nuevos dueños del país" tienen complejo de burgueses y lo veo raro que la doña conduzca para un longote o un negrazo asignado a ella como guardaespaldas, sin embargo, los testigos afirman cuestiones diferentes, al punto que están dispuestos a firmarlo ante autoridades.

No es más que una canallada, toda la vida ha existido y existirán los beneficios de estar bien relacionado, como se dice: "el que tiene padrino se bautiza" y en el caso de Pesantes o como bien mencionas el caso Restrepo, el que tiene influencias puede hasta matar impunemente.

Se verá cómo reacciona Correa y su larga nariz que mete en todo problema del país??, se verá como reacciona la prensa independiente?? o todo quedará en la impunidad como cada uno de los crímenes que cometen los "bien relacionados"....., apesta Amigo Saulo, esta porquería apesta.

Siempre un placer pasear por tu cueva.

Saulo Ariel dijo...

Saludos Don Steve, a los tiempos. Como siempre tus participaciones además de interesantes y polémicas, siempre son bienvenidas. Un gusto.