domingo, 2 de agosto de 2009

Roy Scheider, Sorcerer(1977) y El Salario del Miedo(1953).



Probablemente pocos identificarán inmediatamente el nombre de Roy Richard Scheider , pero más de uno si recordará al jefe de policía de la ciudad de Amity, “Martin Brody”, personaje protagónico de la película Tiburón del Director Steven Spielberg.

Clásica es la escena en la que el “jefe Brody”, cumpliendo la orden del chiflado y excéntrico cazador “Quint” interpretado por Robert Shaw, arroja distraídamente la carnada al mar; en eso, de repente, de las profundidades más insondables aparecen las descomunales mandíbulas y el morro prominente del inmenso tiburón. Una escena de lujo.

Pues resulta que este actor enjuto pero atlético, fallecido ya, famoso por sus interpretaciones de hombre rudo, se presentó en mi mente el otro día. Resulta que intentando encontrar cierta información empecé una búsqueda en la Web. Mi objetivo, encontrar cierta película de Yves Montand, filme que despertaba interés en mi hermano. Por ahí encontramos una biografía, incluidas sus participaciones en el mundo del cine. Mientras revisaba el historial artístico del ítalo-franchute, actor y cantante, mi hermano voceó casi imperceptiblemente, la expresión: "El salario del miedo".


Es increíble como ciertas palabras o expresiones, señaladas de repente, son como una especie de llave que abre las puertas a un sinnúmero de inquietudes, pero también de visualizaciones pasadas, que, presentadas de una manera parcial excitan a ser aclaradas a cualquier precio razonable. En mi caso, eso sucedió con aquella expresión.

Inmediatamente, la imagen de Roy Scheider apareció en mi mente. De improviso una serie de imágenes se desarrollaron ante mi vista interna. Un actor español de nombre Paco Rabal, otro rubio y de apariencia alemana, o eso me pareció. Sí, había visto la película, quizá en mi adolescencia. A pesar del tiempo tenía perfectamente clara la historia. Un grupo de prófugos de sus respectivas y trágicas historias que se reúnen en un pueblo alejado de toda el mundo civilizado y su salvajemente especializada violencia. Un lugar donde la vida prácticamente no valía nada. Sin dinero, ni esperanzas el grupo de náufragos intentan asirse de una tabla salvavidas que el infortunio de otros les arroja, que sin embargo, encierra una trampa mortal que amenaza desde el pricipio con eliminarlos definitivamente de la faz de la tierra.

Pero, una inquietud se cernía en mi pensamiento, qué hacía Yves Montand en aquella película; en mis recuerdos no aparecía por ningún lado. Entonces, luego de dar por terminada la primera búsqueda, me aventuré para dilucidar aquellas dudas que encendían mi curiosidad.

Efectivamente Yves Montand protagonizaba la película “El Salario del Miedo”, pero, definitivamente no era aquella que Yo había visto en tiempos pasados y en la que actuaba Scheider. “El Salario del Miedo” había sido filmado en 1953 y estaba grabado en blanco y negro. Entonces, imaginé que se trataba de un homónimo. La única solución mirar la totalidad de la película. Para mi fortuna alguien se había dado la molestia de subir toda el filme a Youtube. De manera que una tarde aburrida opté por mirarla y salir de dudas.

A medida que la producción se desarrollaba me di cuenta que se trataba de la misma historia en términos generales; aunque existían detalles completamente diferentes sobre todo en las historias de los personajes principales. A pesar del pequeño e inicial desazón que me causó saber que el filme en el que aparecía Scheider era un remake de la versión original, sin embargo, a medida que transcurría la película que presentaba a Montand en su mejor momento, puede comprobar que la versión posterior no le pedía favor a la antigua, que ciertamente era muy buena.

Al final de la película, satisfecho por la calidad de la misma, empecé a desvariar en una cadena de pensamientos con eslabones que estando unidos parecían ser de naturaleza diferente. Sobre todo una idea en especial. Es controversial mirar como a veces la vida o el destino maliciosamente juguetón pone a personas comunes y corrientes en situaciones en las que toda manifestación de humanidad y razonabilidad son anuladas completamente, convirtiéndolas en verdaderas bestias infernales capaces de despedazarse entre sí, por razones superfluas o disparatas.

Pero el asunto todavía no estaba aclarado. Opté por buscar la historia filmográfica de Scheider, asocié los años en los que podía haber sido filmada con la trama de la película y entonces, ¡pow!, apareció ¡Sorcerer! Filmada en 1977 y dirigida por William Friedkin, y protagonizada nada más y nada menos que por Roy Scheider.

“Sorcerer”, era sin duda aquella película que había presenciado en aquellos lejanos años 80 y que horas atrás me había obligado a iniciar una búsqueda casi inexorable en la web. Después fue solo cuestión de confirmar lo que ya sabía a través de un expresivo tráiler.

Tráiler de Sorcerer.


video


Cargada de emociones, intriga, acción, y desarrollada en una serie de paisajes naturales abruptos pero excepcionales, “Sorcerer”, es una película digna de ser vista, a pesar de tratarse de un remake.

Igualmente interesante y polémica es la versión original, “El Salario del Miedo”, con su crudeza y brutalidad, así como una serie de circunstancias controversiales que sin duda plantean multitud de discusiones emocionales, existenciales, y de las que usted, amable lector, considere necesarias.

Tráiler de El Salario del Miedo.

video

2 comentarios:

Arnoldo dijo...

Tiburón es un classio, de las otras no me acuerdo y so que soy un fanatico de las peliculas. abra que revisarlas.

nelsonesteban76 dijo...

Me intrigaste Amigo Saulo, debo buscarla.